Saturno en los signos astrológicos

planeta Saturno
Saturno

Saturno en Aries

Con Saturno en este signo a menudo estás a la defensiva en comparación con los demás. Debes esforzarte en aprender a controlarte a todos los niveles. Esto es bueno para poder reducir tu impulsividad, para que tu nerviosismo interno no te provoque reacciones demasiado repentinas y para que todo lo que no puedes expresar abiertamente no acabe por generar estrés interno o frustración personal. Aunque tienes mucha ambición, parece haber un “freno” que te impide darte cuenta de lo que quieres. También es cierto que a veces te resulta difícil encontrar el equilibrio entre el deseo de ir más lejos y tu tendencia algo “conservadora” que te hace dudar en correr ciertos riesgos.

Saturno en Tauro

Debes hacer un esfuerzo para controlar mejor lo que sientes, y pensar un poco menos en el plan material y financiero. A menudo eres muy terco y obstinado, lo que a veces puede comprometer un poco tu sociabilidad. Eres un poco rígido cuando tomas decisiones y sería deseable ser un poco más tolerante. Sin embargo tu realismo y sentido práctico pueden permitirte estabilizar las cosas de manera durable.

Saturno en Géminis

Debes esforzarte en dominarte mejor intelectualmente, para lograr una mejor comunicación con los demás y no para cambiar de metas continuamente. Además, a veces tienes temores injustificados que paralizan un poco tu paso a la acción. Sin embargo, tienes la oportunidad de poder efectuar trabajos precisos y metódicos porque tienes un importante sentido de los detalles.

Saturno en Cáncer

Debes intentar aprender a no juzgar a tu familia, solo por las apariencias, y a ser más tolerante con los demás. Tu estado de ánimo depende demasiado de lo que sientes y de tus nervios. Eres más bien conservador. Estás muy apegado a todos tus pequeños hábitos y tradiciones, y contigo, tienes que hacer cosas según las normas. Eres pesimista especialmente cuando te enfrenta a problemas relacionados con tu futuro. Debes tener cuidado de que esta tendencia a preocuparte se refleje en tu estado nervioso y, sobre todo, evita replegarte en ti mismo cuando tienes un problema.

Saturno en Leo

Debe hacer un esfuerzo para controlar mejor tu necesidad de poder y tu deseo de dirigir a los demás. De hecho, a veces eres demasiado mandón con tus seres queridos o con las personas con las que trabajas, y tus ataques de cólera  suelen ser bastante fuertes. Sin embargo, eres una persona responsable y necesitas tener un puesto de confianza en tu trabajo. Pero  cuando las dificultades duran mucho tiempo, puedes dudar de ti mismo. Entonces es cuando puedes adoptar un comportamiento demasiado duro y provocar rupturas con los demás.

Saturno en Virgo

Debes esmerarte en encontrar un equilibrio entre tu visión general de las cosas y tu mente analítica. De hecho, estás muy apegado a los detalles, e incluso puedes ser un poco maníaco. Esto  tiene el efecto de exasperar un poco a los que te rodean. También tienes fácilmente miedo a la enfermedad y a veces te creas pequeñas molestias imaginarias. Eres ordenado, metódico y organizado. Te gusta analizar las cosas y predecir todo hasta el más mínimo detalle. No dejas nada al azar. Como resultado, a veces dudas en asumir ciertas responsabilidades, por temor a poner en peligro tu seguridad o tu estabilidad.

Saturno en Libra

Debes hacer un esfuerzo para pensar más en los demás que en ti mismo y aprender a compartir. A pesar de que a veces puedas sufrir de la falta de comprensión de algunas personas cercanas a ti, es necesario que te dediques más a ellas. Este es el precio que te podrá evitar muchas tensiones en las relaciones . Tienes un sentido de la justicia muy fuerte, y cuando prometes algo, siempre respetas tus compromisos. Sin embargo no eres muy complaciente cuando te sientes atacado en tu honor.

Saturno en Escorpio

Eres una persona responsable aunque no lo quieras. Tu objetivo no es mostrar al mundo que eres capaz de ello, sino demostrarte a ti mismo que puedes hacerlo. Debes hacer un esfuerzo por controlar tu lado posesivo para ciertas cosas. También debes aceptar cuestionarte y no intentar escapar de las dificultades y los problemas. Por otro lado, tienes la posibilidad de tener un buen control de tus reacciones y de tus sentimientos Esto puede dar la impresión de que nada te afecta pero en tu interior te tomas las cosas muy a pecho. También sabes cómo perseguir sin tregua el objetivo que persigues con gran eficiencia y mucha habilidad para hacer las cosas.

Saturno en Sagitario

Debe esforzarte en comprender que la evolución sucederá primero en ti y a través de ti. Conseguirás el éxito cuando te cuestiones y cuando seas más tolerante con las ideas y opiniones de quienes te rodean. Tienes percepciones y criterios bien definidos y es muy difícil hacerte cambiar de opinión. Por esto puedes crearte rivalidades  y enemigos al criticar lo que no forma parte de tu “moral” personal.

Saturno en Capricornio

Debes procurar aprender a tener paciencia, confianza y un sentido de responsabilidad. Aunque eres ambicioso, a menudo tienes la impresión de que no te entienden o que estás bloqueado por los demás o por los acontecimientos. Esto te hace tener un comportamiento rígido con las personas. Eres responsable, organizado y estás muy apegado a tus principios, especialmente en lo referente a la justicia y la moralidad. Pero tienes que cuidar de no dejarte invadir por tu pesimismo natural, que te puede impedir lograr lo que deseas.

Saturno en Acuario

Debe hacer un esfuerzo por compartir mejor tus emociones con los demás, desarrollar tu sentido de la amistad y ser menos posesivo. De hecho debes comprender que el amor por una persona no impide la lealtad hacia otras. Si no entiendes esto, te sentirás decepcionado por algunas de las relaciones con las que contabas. A nivel práctico, tienes convicciones firmes y te gustan las cosas bien organizadas. Aprecias la compañía de personas mayores que tú y de las que te permiten tener un buen contacto a nivel intelectual.

Saturno en Piscis

Debes intentar controlar mejor tus sentimientos  y utilizar mejor tu inspiración. No desconfíes siempre de todo el mundo porque acabarás apartado de la sociedad. También debes aprender a enfrentar las dificultades y no culpar a otros. Deja de creer que eres víctima de la fatalidad … Sin embargo, aprecias una cierta forma de soledad o mas bien de tranquilidad, especialmente en tu trabajo. Sabes y puedes realizar trabajos largos y difíciles. Pero sobre todo, deja ya de sacrificarte por los demás.